Hombre de Hojalata

En personajes
Hombre de Hojalata

En la novela original de L. Frank Baum, El Maravilloso Mago de Oz, de 1900, el Hombre de Hojalata era un munchkin llamado Nick Chopper. Después de esta obra, el personaje vuelve a aparecer en muchos otros libros de Oz.

Chopper era leñador, así como era su padre. Un día se enamoró de una doncella munchkin llamada Nimmie Amee, quien se comprometió a casarse con él una vez tuviera situación financiera adecuada para adquirir una casa para los dos. La chica vivía con una anciana que la explotaba en los servicios de la casa y no deseaba su enlace.

La vieja fue entonces hasta la Bruja Mala del Este, y prometió dos ovejas y una vaca si conseguía evitar que el matrimonio. La bruja hechizó el hacha del leñador, y cuando él fue a cortar un árbol, el hacha cortó una de sus piernas. Luego fue a un herrero, quien hizo una pierna de hojalata para ello.

El leñador seguía tratando de cortar árboles porque necesitaba el dinero para comprar la casa. Cada vez que lo intentaba, el hacha cortó un pedazo de su cuerpo, que fue sustituido por una prótesis de hojalata.

Después de muchas machacadas, finalmente perdió todo su cuerpo –siendo sustituido por un cuerpo de hojalata. Perdió también el corazón y con él su amor por la chica. Chopper necesitaba de un corazón para volver a amarla.

Un día, volviendo a casa, tomó una fuerte tormenta y quedó tan oxidado hasta quedar endurecido. Ahí fue cuando encontró en su camino a Dorothy Gale y al Espantapájaros, decidiendo caminar con ellos hacia la Ciudad Esmeralda en busca de cumplir su deseo: conseguir un corazón.

El Mago de Oz, que resultó ser un farsante, terminó dándole un reloj en forma de corazón, condecorándolo como el más tierno y sentimental de los amigos de Dorothy.

El Hombre de Hojalata apareció en la mayoría de los libros de Oz que siguieron como secuela a esta obra.

En la película de 1939, el clásico El mago de Oz, el Hombre de Hojalata fue interpretado por el actor Jack Haley. El actor compinche Ebsen fue proyectado originalmente para el papel, pero la composición del personaje, que contenía polvo de aluminio, llegó a sus pulmones. Ebsen tuvo que ser trasladado a un hospital y se vio obligado a renunciar a su personaje. El estudio tuvo que llamar a Haley apresurándose en asumir el rol de este personaje.

Curiosidad: En el siglo XIX, en los Estados Unidos, varios hombres hechos de pedazos de estaño fueron utilizados en la publicidad y caricaturas políticas. L. Frank Baum, que editaba una revista de decoración cuando escribió ‘El mago de Oz’, se habría inspirado en estos hechos para inventar el Hombre de Hojalata en una figura que había construido a partir de piezas de metal para la exhibición de la tienda.

Etiquetas:
Comentarios del articulo